Como bajar la fiebre

¿Quieres saber como bajar la fiebre? Llega el frío y con él también los resfriados y las gripes. Y, como no, también la fiebre, la respuesta con la que nuestro organismo se enfrenta, en la mayoría de las ocasiones, a las infecciones provocadas por virus o bacterias.

Aprende como bajar la fiebre

Os enseñaremos como combatir y bajar la fiebre.Los humanos somos homeotermos, es decir, que disponemos de mecanismos internos que utilizan la energía guardada en el cuerpo para mantener constante nuestra temperatura, aunque en el exterior esta varíe.

Esta capacidad es la que permite a los seres humanos mantener estable la temperatura del cuerpo en torno a los 36,7 grados.

¿Como lo consigue? En nuestro cerebro hay una especie de termostato que es capaz de poner en marcha mecanismos para no perder calor en caso de que la temperatura exterior baje. Por ejemplo, disminuyendo la cantidad de sangre que circula por la piel y generando calor quemando grasa del cuerpo.

En caso de que la temperatura exterior aumente, el organismo favorece la pérdida de calor incrementando la circulación sanguínea de la piel y la sudoración.

En el caso de que haya fiebre, este termostato sigue funcionando, pero a un nivel más elevado, provocando la elevación de la temperatura.

Que tomar para bajar la Fiebre

La fiebre se puede tratar con dos tipos de medidas:

  • Las medidas físicas, con las que se consigue una bajada rápida de la temperatura corporal. En los adultos, se puede recurrir a la aplicación de esponjas, gasas o compresas mojadas con agua y alcohol por todo el cuerpo y, más en concreto, en partes como el frente o la nuca. En los niños con fiebre muy alta se pueden utilizar bañeras con agua a una temperatura inferior a su corporal (no hace falta que esté muy fría), donde se les sumerge durante unos instantes para bajarla.
  • Los tratamientos farmacológicos son cruciales, intentar reducir la fiebre solamente con medidas físicas podría tener un efecto contraproducente. Son medicamentos con efecto antitérmico. Y, entre los más utilizados, figuran los siguientes:

Paracetamol. Es el tratamiento antitérmico más usado, útil en cualquier grupo de edad, incluso en lactantes.

Ibuprofeno. Se trata de un antiinflamatorio utilizado en niños a partir de los tres años de edad, aunque también es válido en adultos.

Ácido acetilsalicílico (Aspirina).Muy eficaz como antitérmico y antiinflamatorio, pero que debe evitarse en los adultos con enfermedades gástricas y en los niños.

 

o-SICK-OFFICE-facebook

Junto con este paquete de medidas, el descanso es otra pieza fundamental para conseguir la recuperación de la persona con fiebre. Esto se debe a que el reposo permite que la sangre haga “su trabajo“: dirigir todos los factores que constituyen la defensa del organismo hacia el foco de la infección.

De manera habitual, el reposo se produce de forma natural, ya que los niños dejan de jugar y los adultos reducen la actividad. Además, ambos grupos tienen menos hambre, y esto permite que la sangre, en vez de concentrarse en los músculos y el estómago, se dedique más a este proceso curativo.

Fiebre que es y sus causas

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal por encima de lo que se considera normal. La temperatura normal del cuerpo humano fluctúa entre 34,5 ° C y 35,5 ° C.

En la especie humana, se considera fiebre un aumento de la temperatura corporal, medida en la axila, superior a los 37 ° C (37,5 ° C medida en el recto).

Debido al sistema inmunitario poco experimentado que tienen, son los niños los más proclives a sufrir fiebres elevadas.

Las fiebres por encima de los 40,5 ° C pueden alterar proteínas de vital importancia, y provocan estrés celular, infarto cardíaco, otros infartos, ataques paroxísticos y delirios.

El termostato del cuerpo humano es el hipotálamo. En presencia de pirógenos (producidos bien por algunos tejidos, bien por agentes patógenos), transportados por la sangre desde los lugares del cuerpo con problemas, se activa y se ordena al cuerpo que genere más calor, por lo que aumenta el metabolismo, y que la conserva, con lo cual el fluido sanguíneo periférico se reduce y aparece el calentamiento.

Causas que provocan la fiebre

Aunque en la mayoría de los casos la fiebre se debe a infecciones provocadas por microorganismos -sean bacterias, virus u hongos-, en otros casos ciertas enfermedades con inflamación e incluso ciertos medicamentos pueden provocar alteraciones en nuestro termostato y dar lugar a la fiebre.

Sin embargo, hay que tener claro que se trata de un mecanismo de defensa natural que dificulta la proliferación de virus y bacterias y mejora la respuesta de nuestro sistema inmunológico.

como bajar la fiebre

 

Sobre la percepción de la fiebre, ésta es muy variable. Mientras algunas personas prácticamente ni notan la elevación de la temperatura de su cuerpo, en otros casos la sensibilidad es mucho mayor.

Con la elevación de la temperatura provocada por la fiebre, el cuerpo nos avisa de que algo no va bien. Es por eso que es importante conocer la causa que motiva este cambio en la temperatura de nuestro organismo y poner remedio con un tratamiento que anule la causa.

En caso de que no sea posible, lo prioritario es buscar el bienestar del enfermo mientras se siguen buscando las causas.

Aunque la fiebre suele ser causa de alarma, hay que diferenciar entre las décimas (febrícula) y la fiebre elevada.

En este sentido, aunque las fiebres requieren cuidados, no puede considerarse como algo grave a menos que la temperatura se eleve de forma muy importante y vaya acompañada de síntomas de riesgo como diarreas, convulsiones o dificultad para respirar.

En muchos casos, basta con hacer reposo y tomar abundantes líquidos para evitar una deshidratación.

También es conveniente mantener con una temperatura ambiente de entre 21 y 22 grados, evitar el exceso de abrir en la cama y usar ropas ligeras para facilitar la pérdida de calor.

Una dieta blanda también nos ayudará a rebajar la temperatura, así como mantener la piel y las mucosas húmedas y limpias. También son buenos los baños con agua tibia o templada.

No es recomendable, en cambio, recurrir a baños de agua fría, ya que la vasoconstricción que ocasionan impide la pérdida de calor.

En cuanto a los fármacos que pueden ayudar a combatir la fiebre, utilizaremos medicación sintomática porque la temperatura baje y aliviar las molestias que ocasiona.

Se usan los llamados antinflamatorios no esteroideos, que también son antitérmicos: el ácido acetilsalicílico o el paracetamol son los más recomendados.

El primero, además de la acción antipirética, posee acciones analgésicas y antiinflamatorias. En el caso del paracetamol, a su acción antipirética une la analgésica. Sin embargo, su acción antiinflamatoria es casi nula. En cambio, posee menos efectos adversos que el ácido acetilsalicílico.

Otros antiinflamatorios no esteroides a los que se puede recurrir son el ibuprofeno, muy recomendable en los niños. Este fármaco produce un descenso más pronunciado de la temperatura y mantiene el efecto antitérmico más tiempo (6-8 horas). Además, tiene acción antipirética, analgésica y antiinflamatoria. Se recomienda su uso en niños.

Consejos para niños y personas con fiebre

En los niños, saber como bajar la fiebre es muy importante porque son muy sensibles a las variaciones térmicas y es fácil que lleguen a los 40º C y esto les provoque convulsiones febriles.

En los ancianos, también hay que vigilar pequeños cambios de la temperatura corporal, porque pueden deteriorar mucho su estado de salud general.

Sea cual sea el método de medida, cuando la temperatura corporal supere los 38º C, de forma mantenida, se debe consultar al médico.

Hay que consultar inmediatamente al médico de urgencias si la fiebre está por encima de los 40º C o cuando se tiene fiebre cada día y durante un período prolongado (más de 2 semanas).

Cuando el niño tiene fiebre, hay que destaparlo y desabrigar para que pierda calor.

No hay que abrigar ni el niño ni el adulto con fiebre porque suden, porque los puede subir aún más la temperatura.
En caso de que la fiebre no baje, se puede meter al niño en una bañera con agua tibia, a 28-29 grados para que pierda calor.

No hay que dar de comer en exceso ni al niño ni al enfermo adulto. Si no tienen hambre, hay que darles comidas ligeras, fáciles de digerir y líquido abundante.

Permitir a la persona con fiebre descansar, reposar y hidratarla.

Ya sabes que desde Como-bajar.com intentamos que siempre tomes las mejores decisiones posibles. Un saludo y hasta la próxima 🙂

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies