Como bajar el azucar

Para saber Como bajar el azucar de nuestro cuerpo debemos entender antes varios conceptos y tener claro como actuar sobre ellos para llevar nuestra objetivo a buen puerto…

¿Quieres aprender como bajar el Azúcar en Sangre?

Si hay altibajos, pueden sobrevenir mareos, debilidad y hasta desmayos.
Asimismo, el cerebro depende de la glucosa para su funcionamiento óptimo, y se descontrola cuando no se le alimenta adecuadamente.

Podemos obtener la glucosa de una sola vez, a través de los llamados azúcares rápidos, o poco a poco, con los azúcares lentos. Si enviamos grandes cantidades de glucosa a la sangre, sobrepasando los niveles usuales, el páncreas se ve estimulado a producir insulina,para descargar las cantidades máximas.

La insulina, para deshacerse de la glucosa, favorece su penetración en los tejidos, incluyendo el tejido graso, y activa la enzima que hace que la glucosa se acumule en forma de grasa bajo la piel.

como bajar el azucar

También disminuye la cantidad de otra enzima que “deshace” las grasas, y éstas aumentan en las células adiposas, que se abultan, originándose la piel de naranja, la tan temida celulitis.

 

 

como bajar el azúcar rápido

 

Como Bajar El Azúcar en Sangre Rápidamente 

Para evitarlo y saber como bajar el azúcar en sangre rápidamente , debemos cuidar nuestros hábitos alimentarios; e ingerir la glucosa paulatinamente, aprovechando los azúcares que pasan lentamente a la sangre, permitiendo niveles constantes.
Estos se encuentran en el arroz, frijoles, el maíz y las papas, lentejas y garbanzos, las verduras, las frutas, las pizzas y los panes.

No intentes encontrar recetas milagrosas en Internet o vídeos donde te expliquen unos métodos extraños para solucionar tu problema con los niveles de azúcar en tu cuerpo.

No se sabe que causa la resistencia a la insulina, si es un defecto genético u otro factor como la obesidad, inactividad física o el tabaco.

Según el doctor Gerald Reaven, profesor de la Escuela de Medicina de Stanford,  lo motivos se pueden atribuir en un 50% a cada situación.

Casi todo enfermo de diabetes tipo 2, padece esta resistencia. En los Estados Unidos, el aumento en el número de casos es debido fundamentalmente a la inactividad y a la obesidad.

De cualquier modo, hay que recordar que no todo aquel que padece la resistencia , va a terminar desarroll
ando la enfermedad. Se trata de un 25% de la gente los que con el tiempo acabarán padeciendo diabetes tipo 2.

No se sabe con exactitud el motivo, pero se sabe que se puede retrasar la aparición de la enfermedad el hecho de mantener un peso saludable y participar con regularidad en actividades físicas.

 Cómo Bajar El Azúcar En Sangre Rápidamente Con Tres Remedios Naturales

El como bajar el azúcar en sangre de forma natural según los expertos viene relacionado con perder peso.

Una persona que tenga sobrepeso puede empezar a ver los resultados una vez que ha perdido los 5 primeros kilogramos. La medicina natural puede resultar beneficiosa y efectiva.

  1.  Consume cebolla en tus comidas

La cebolla es uno de los vegetales más efectivos para bajar el azúcar en sangre de forma natural. La cebolla no solamente te ayuda a reducir los niveles de azúcar sino que al mismo tiempo te ayuda a combatir cualquier tipo de infecciones, que cualquier paciente diabético está expuesto en cualquier momento.

Te recomiendo que consumas cebolla diariamente en tus comidas, puedes incluso ponerle cebolla a tus ensaladas y combinarlo con aceite de oliva.

azucar-sangre

2. Consume al menos dos litros de agua al día

Este es otro de los consejos más saludables para todas las personas que quieran bajar la glucosa en sangre rápidamente. El agua es importante en la dieta diaria de cualquier paciente diabético.

Lamentablemente muy pocas personas lo hacen, incluso muchas de ellas no consumen agua simplemente porque no les gusta. Te recomiendo que consumas dos litros de agua al día para bajar el azúcar en la sangre de forma rápida. No lo hagas de una sola vez, trata de tomar pequeños sorbos durante el día para que te haga un mejor efecto.

3. Incluye en tu dieta perejil

Para todas las personas que amanecen con los niveles de glucosa por las nubes, este remedio es uno de los más importantes que les puede servir. Para bajar el azúcar en sangre rápidamente cuando empiezan el día, el masticar un poco de perejil es una de las formas más naturales para bajar la glucosa.

Lo mejor de todo es que este remedio no es para nada costoso, no tienes que gastar nada de dinero ya que es un vegetal que se consigue en cualquier lugar, y créeme, es una de las maneras más efectivas para controlar la glucosa en la sangre.

Una actividad física regular es la clave. 30 minutos de ejercicios aeróbicos cuatro días a la semana es lo más recomendable. Pero en caso de que no se pueda mantener este ritmo, siempre debe recordar que un poco de actividad en una vida sedentaria, es mejor que nada.

En muchos casos los médicos no le enseñan a sus pacientes diabéticos como cuidarse y manejar su enfermedad, según un nuevo estudio.

El mensaje importante a los médicos es que un buen tratamiento incluye dialogar y trabajar con el paciente, no simplemente mandarlo a que se haga exámenes de laboratorio“, explicó el Dr. Russell Glasgow, del Centro de Investigación del Cáncer de Denver.

reducir-azucar-en-sangre

Hasta hace sólo unos pocos años la ciencia médica enfocaba su interés casi exclusivamente en la llamada diabetes juvenil o insulino-dependiente, hoy formalmente denominada diabetes de tipo I.

En esta enfermedad, una reacción autoinmune destruye las células beta de los islotes pancreáticos de Langerhans con lo cual cesa la producción de insulina y se producen serios disturbios metabólicos entre los cuales predomina la hiperglucemia.

 

Sólo recientemente se ha empezado a reconocer la magnitud verdadera del problema que representa en la madurez, llamada también diabetes del adulto o insulino-independiente.

Este tipo de enfermedad, hoy denominada formalmente diabetes de tipo II, se caracteriza por resistencia de los tejidos periféricos a los efectos metabólicos de la misma.

Esto lleva a la sobreproducción de ésta hormona por el páncreas, y eventualmente, al agotamiento de la capacidad de éste órgano para producirla.

Según estadísticas recientes, casi 8 millones de personas en los Estados Unidos la sufren, constituyendo éstas el 90% de todos los casos de diabetes en adultos.

Virtualmente el 100% de los casos de esta enfermedad en personas mayores de 45 años son de éste tipo. Se estima además que existe un número similar de pacientes que sufren de ésta enfermedad pero que no han sido aún diagnosticados.

A éstos casos se suman un número importante de pacientes que sufren de tolerancia anormal a la glucosa la cual es considerada un estadio pre diabético.

El aumento en la incidencia de la diabetes de tipo II se ha observado no sólo en el continente Americano sino también en Europa, Japón y Australia entre otros lugares. Si quieres más información lo puedes leer en el siguiente enlace.

Este tipo tiene una incidencia extremadamente alta en muchas poblaciones nativas del continente Americano. Esta incidencia aumenta aún más y en algunos casos llega a duplicarse cuando estas poblaciones se trasplantan desde sus países de origen a sociedades más industrializadas.
Debido a la complejidad de la diabetes tipo II y los cambios que implica en la vida de una persona que ha sido diagnosticada con esta enfermedad, se recomienda que los profesionales de la salud capaciten a los pacientes para que aprendan lo que deben hacer para manejarla de forma correcta.

Varios estudios han demostrado que enseñar a los diabéticos a cuidarse puede reducir las complicaciones derivadas de esta enfermedad e incluso la muerte.
remedios para bajar el azucar

Dado que las recomendaciones de los médicos y la capacitación de los pacientes debe realizarse en el tiempo limitado de la consulta médica, se entiende por qué no se hace a un nivel adecuado“, manifestó el Dr. Glasgow.

Muchos pacientes acuden a recursos comunitarios para enfrentar esta enfermedad con buenos resultados según el estudio. “Esto sugiere la importancia de ayudarle a los pacientes a aprovechar los diferentes recursos que puedan tener en su comunidad“, expresó el médico.

Aunque es importante que los diabéticos se hagan exámenes periódicos de la presión sanguínea, se necesitan más actividades de colaboración entre el paciente y el medico, como asesoría en la dieta.

Una alta dosis de vitamina E puede reducir la incidencia de las enfermedades vasculares y del corazón para personas que tienen diabetes tipo II.

Según un nuevo estudio publicado en la revista Circulación, la vitamina E reduce la inflamación de los glóbulos blancos en pacientes diabéticos.

La vitamina E también puede funcionar como una terapia para prevenir las complicaciones vasculares, ya que la inflamación es una de las causas principales de la enfermedad vascular diabética“, manifestó el Dr. Ishwarlal Jialal, profesor de patología y uno de los investigadores principales.

La principal causa de muerte y enfermedad en las personas que tienen diabetes tipo II,  son las complicaciones vasculares.

Otros estudios han demostrado que la vitamina E es un agente antioxidante.

Ha sido muy importante determinar esta función contra la inflamación en los diabéticos y examinar como esta puede ser regulada”, afirmó uno de los investigadores.

La vitamina E se encuentra en las nueces, el maní, el germen de trigo, el maíz, las aceitunas, los espárragos y las espinacas.

Conozca los síntomas de la diabetes

Es una enfermedad crónica que afecta a millones de latinoamericanos.
Hoy día, se puede tratar y controlar, pero no existe una cura para ella.

En Estados Unidos es la tercera causa de muerte por enfermedad y la causa principal de casos nuevos de ceguera.

Esta enfermedad aumenta la probabilidad de ataques cardíacos, de embolias cerebrales, de mal funcionamiento de los riñones, la gangrena, y causa daño a los nervios.

Si usted tiene uno o más de los siguientes síntomas debe consultar un médico.

* Sed inusual
* Orinar frecuentemente
* Hambre anormal
* Pérdida repentina de peso
* Desórdenes de la piel e infecciones
* Visión obscurecida
* Debilidad o fatiga sin explicación.

La diabetes y el ejercicio físico

La práctica regular de ejercicios físicos ayuda a mantener un buen estado de salud general, promueve la salud del corazón y vasos sanguíneos y puede mejorar la circulación de la sangre. El ejercicio físico es útil para controlar los valores de azúcar en la sangre y se ha sugerido que puede prevenir la diabetes de tipo 2.

Las personas que ya padecen la enfermedad deben practicar ejercicio físico con regularidad ya que, combinado con una dieta sana, puede reducir e incluso eliminar la necesidad de suministrar insulina inyectada o el uso de un medicamento oral.

Se ha comprobado que una actividad física disminuida, tiende a aumentar la mortalidad entre los diabéticos.

Si padece de diabetes de tipo 1, el ejercicio no alcanza para reducir los niveles de sacarosa en la sangre.

Es muy posible que tenga necesidad de consumir algún alimento antes de practicar deporte o durante éste para prevenir cambios repentinos en la concentración de azúcar. Si planea comenzar a practicar ejercicio físico consulte a su médico para que le asigne un plan indicado a su estado de salud.

Un medidor de glucosa ideal para usted

Es tiempo de comprarse un nuevo medidor de glucosa para controlar la enfermedad, aquí le brindamos algunos datos útiles que lo ayudarán a elegir el adecuado para usted.
Hay una gran variedad de medidores de glucosa en sangre en el mercado, sin embargo el escoger el que se adapta mejor a sus necesidades puede resultar un tanto confuso.

Comience por buscar ayuda profesional. Consulte a su médico sobre cuál es el mejor para usted.

1. Haga su búsqueda según las características especiales que tiene cada uno. Algunos medidores vienen con memoria para guardar la fecha de las mediciones, o los niveles de glucosa a lo largo de una semana. Este tipo de información puede ser archivada en una computadora para luego hacer cuadros y observar el progreso de su enfermedad.

2. Busque un medidor que satisfaga sus necesidades especiales. Un medidor más grande puede ser mejor para una persona mayor, o uno que “hable” para aquellos con mala visión.

3. Para los niños y adolescentes es mejor utilizar medidores rápidos que no precisen una gran cantidad de sangre. Hay algunos que vienen en colores y con ruidos para hacer las mediciones más entretenidas.

4. Dentro de poco habrá medidores que no necesitarán perforar la piel. Algunos de estos miden el tejido y no necesitan sangre. Si no existe el medidor especial que usted está buscando, no tardará mucho tiempo en aparecer ya que se inventan nuevos regularmente.

5. Generalmente los medidores están al precio del mercado, aunque a veces se encuentran excelentes oportunidades a precios muy bajos.

como bajar el azúcar en sangre
El cuerpo de un enfermo no puede regular el nivel de glucosa en  sangre y entre los hispanos representa la tercera causa de muerte en Estados Unidos, después de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Para el control de los niveles de azúcar, o glucosa, en la sangre es necesaria la insulina, una hormona producida por las células beta en el páncreas y sin la cual la muerte es inevitable.

Nueve de cada diez diabéticos tiene diabetes Tipo II, que se desarrolla pasada la juventud, a diferencia de la diabetes Tipo I, o diabetes juvenil, por la cual los pacientes necesitan inyecciones desde la infancia a la juventud, causa daños en los vasos sanguíneos, y aumenta significativamente el peligro de un ataque cardíaco.

La mayoría de las personas diabéticas no toman su medicina de la forma indicada, y además no logran los niveles de colesterol y presión sanguínea recomendados por los expertos.

Esto podría tener consecuencias desastrosas para los pacientes.
Solamente un tercio de las personas con diabetes tipo II, obtienen sus medicinas recetadas con suficiente frecuencia para tomar el 90 por ciento de las dosis necesarias“, informa el Dr. Andrew D. Morris, profesor de medicina de la Universidad de Dundee en Escocia.

El Centro de Control y Prevención de Estados Unidos, informa que otro problema adicional, es el hecho que muchos diabéticos no logran descargar su nivel de colesterol ni controlar la hipertensión.

Del 97 por ciento de los adultos con esta enfermedad tienen problemas de colesterol, solo el 1 por ciento alcanzó el nivel indicado. Del 71 por ciento de los diabéticos hipertensos, solo el 12 por ciento logró las metas indicadas, según este centro.

Cuando los pacientes no se cuidan correctamente y no logran las metas deseables, debemos mirar al sistema de salud y preguntar por qué” declaró el Dr. Bruce Zimmerman, presidente de la ADA.

En demasiados casos, los médicos y profesionales de la salud no toman en serio la diabetes y sus pacientes no reciben la educación necesaria. Esto debe cambiar“, agregó Zimmerman.

En Estados Unidos hay más de 16 millones de diabéticos, es una enfermedad que afecta a un alto porcentaje de latinos.

Si usted tiene diabetes converse a fondo con su médico y busque recursos adicionales en las asociaciones de su comunidad.

La depresión y la diabetes

Diferentes estudios han coincidido en que la depresión es frecuente en los diabéticos, tanto de tipo I como de tipo II, y coinciden también en que hay muy poca información sobre cuáles son las causas que provocan la depresión.

Las necesidades que implican el ser diabético (ejercicio, dietas, medicaciones, revisiones médicas, control de azúcares, etc) son tales que el caer en una depresión puede implicar el empeoramiento de la enfermedad ya que se pierde el interés por seguir estas indicaciones.

Por ello es importante tratar la depresión lo antes posible, para que afecte lo menos posible a la diabetes y a su tratamiento.

eliminar-azucar-en-sangre

Ante cada tipo de depresión es importante adaptar un tipo distinto y concreto de tratamiento y no en todos ellos es necesario el uso de antidepresivos.

Es importante realizar un amplio seguimiento de la depresión si se toman antidepresivos ya que puede provocar variaciones en el organismo y interferir en la enfermedad y en su gravedad.

Otra opción es la psicoterapia, sola o en combinación con antidepresivos, ya que la principal función de la terapia será hacer consciente al paciente de la importancia de su enfermedad y de no dejar de seguir su tratamiento.

La psicoterapia también puede combinarse con grupos de apoyo en los que el paciente pueda relacionarse con otros con sus mismos problemas y controlar el problema.

 

Como conclusión podríamos indicarte que remedios caseros para bajar el azúcar en sangre pueden ser un buen complemento pero que siempre consultes a tu médico y combines la dieta con el ejercicio físico.

Diabetes en Niños

El control de la diabetes es muy importante pero nunca lo será más que el mismo niño. No debemos permitir que sea el único eje fundamental de la relación con el niño, porque esto hace que el niño no sea visto como realmente es con sus virtudes y defectos haciendo además muy difícil que el niño desarrolle un sentido de quién es y quién quiere llegar a ser.

Después de haber hablado con adultos que han tenido esta enfermedad desde niños lamentaban que muchas veces sentían que lo único que les importaba a sus padres eran sus niveles de azúcar.

Hay un principio clásico y muy aceptado en la Psicología del desarrollo y es que la mejor manera de facilitar el desarrollo es cuando aquellos que educan niños se ponen como meta alcanzar la llamada “zona de la próxima etapa de desarrollo”.

Esto significa que se tienen que presentar a los niños tareas que en ese momento no pueden realizar, pero que se espera que en poco espacio de tiempo pueda alcanzar.

La medicina natural para la diabetes 

Así si ya sabe que la mayoría de los niños comienzan a autoinyectarse insulina sobre los 9 años de edad entonces deberá entre los 7-8 años de edad hablarle al niño de la autoinyección dejando que el niño experimente y, esperar a que el decida el momento de comenzar.

Los pasos hacia atrás son una manera normal de avanzar; así que si de repente su hijo comienza a no realizar alguna tarea que antes ya realizaba, déjelo, no lo regañe. Todos hemos oído hablar de niños que ya habían comenzado a pedir “el pipí” y de repente, pueden empezar a hacerlo de nuevo por ellos mismos.

bajar azucar en sangre rapida y naturalmente

En ocasiones su hijo puede estar diciéndole que simplemente necesita un “respiro” que lo que se le está pidiendo en ese momento puede ser demasiado para él y, en otras ocasiones, puede estar jugando con Ud. y ponerle a prueba hasta los límites como cualquier otro niño lo hace.

En cuál de las dos situaciones que nos encontramos es difícil de saber para cualquier padre, pero si escucha a su hijo y aprende a conocer como son normalmente sus reacciones, entonces quizás pueda adivinarlo y entonces actuar en consecuencia.

Como los padres de cualquier niño, los padres de un niño con esta patologia deben de esperar que su hijo vaya superando pruebas cada vez más difíciles pero apropiadas a la edad.

La manera en la que su hijo ve la enfermedad y cumple con la exigencia de la misma, va a ir lógicamente variando de acuerdo a su edad y a su grado de maduración.

Cada edad se plantea diferentes dificultades en relación con el tratamiento que realiza. Así durante el transcurso de sus vidas los niños van explorando y encontrando diferentes maneras de ver y aceptar el tratamiento y estas tareas adaptativas van a ir resolviéndolas según sus preferencias individuales y otras serán resueltas por todos los niños de manera parecida al alcanzar las distintas etapas del desarrollo.

Así mientas los niños menores de 4-5 años se olvidan frecuentemente de padecerla porque existen multitud de focos de atención para ellos, en el caso de los adolescentes puede que la tengan tan presente que incluso pueden llegar a presentar una depresión.

La diabetes va a ir presentando nuevos problemas en cada edad y en cada etapa del desarrollo, incluso en aquellos casos en que un niño ha vivido durante años con un perfecto equilibrio con su diabetes puede llegar un mal día en que se provoca una crisis en la relación que tenían su tratamiento.

Si te intera este artículo puedes leer otros relacionados haciendo click aquí.

Creo importante que los hermanos del niño no sufran por la diabetes de su hermano.

No deben de ser nunca obligados a cumplir las normas del tratamiento sólo por ser “justos” , pues esto solamente puede conducir a crear resentimiento , ellos tienen que encontrar sus propios caminos para tratar con la enfermedad de su hermano y generar apoyos positivos pero nunca porque se les esté recordando constantemente que deben de hacerlo. Ellos tendrán siempre una “responsabilidad limitada”.

Cómo evitar dificultades

Intenta aceptar a tu hijo como es, con sus virtudes y debilidades y no pongas demasiado énfasis en la diabetes, a pesar de tu preocupación.

El niño sobreprotegido no aprende a tomar responsabilidades por sí mismo. Él puede estar dependiendo de ti demasiado tiempo y, luego, ser incapaz de encontrar un manejo propio de la terapia, conveniente cuando deje tu casa y tu constante cuidado.

Como principio básico, es una buena idea mostrar a tu hijo que puede hacer lo que otros niños hacen, siempre que respete ciertas reglas de terapia. De esta manera, él dirigirá su atención en lo que puede hacer y no en lo que no puede.

Organiza actividades de forma que tu hijo se dé cuenta de que no hay restricciones en las cosas importantes de su vida. Al mismo tiempo, elabora un programa diario de autoayuda, en el que el niño vaya ganando confianza en sus habilidades. Intenta que la terapia sea tan clara y sencilla como sea posible y permite pequeñas libertades, alguna vez, a medida que el niño crece.

De esta forma tú puedes enseñarle qué errores son relativamente poco importantes y cuáles pueden tener graves consecuencias.

Es un poco como enseñar a tu hijo a cepillarse los dientes, labor que para la mayoría de los niños pequeños es una tarea aburrida y sin sentido. Ellos al principio no entienden las caries o los empastes y les aparta de lo que ellos quieren hacer. Sin embargo, es algo sobre lo que no discutes.

Ellos lo van haciendo día tras día y, aunque no se convierte en algo muy interesante, llega a ser parte de su vida y, al final, empiezan a sentirse incómodos si no lo hacen.

Por encima de todo, intenta escuchar lo que tu hijo te cuente , particularmente cuando esté enfadado o triste por sus restricciones diarias. Estos sentimientos son normales y son, psicológicamente, una reacción sana ante su situación. Él necesita consuelo. Los niños pequeños pueden distraerse fácilmente.

Cuanto más crezca el niño más problemáticos son los intentos para contener o debilitar sus sentimientos fuertes o negativos. Tu hijo se calmará por decisión propia si tú le escuchas y le muestras comprensión. No culpes a tu hijo por lecturas de glucosa en sangre altas. Úsalas como un misterio que ambos podéis resolver juntos.

Deja que tu hijo participe en tantas actividades como pueda. Si hay algo fuera de lugar explícale porque es así. Busca compromisos y remedios. Implica a tu hijo cuando informes sobre su “problema” (colegio, clubes deportivos, etc.).

De otra forma él puede sentir que le has dado la espalda. Además él será quién acepte las consecuencias del debate. Como todos los niños, es importante que el chico pueda seguir adelante con sus propios intereses con respecto al colegio y posterior educación. No le conduzcas a restricciones innecesarias a causa de su diabetes.

Recurre de vez en cuando a la ceguera si tu hijo usa su diabetes como instrumento para evitar algo, o si es demasiado flexible con la realidad de su enfermedad. Con las exigencias constantes de su terapia, es comprensible que busque una escapatoria de vez en cuando.

Puede ser útil conocer a otros padres de niños diabéticos, sobre todo al comienzo, cuando te sientes inseguro de ti mismo. Puedes encontrar personas dispuestas a ayudarte a través de tu médico o clínica.

Quizá haya un grupo de ayuda mutua con el que puedas contactar. Los grupos son buenos para encontrar soluciones mejores y nuevas a problemas que puedas tener y encontrarás personas que estén dispuestas a escuchar y que entiendan cómo son las cosas cuando nada parece ir bien. Puede ser útil intercambiar ideas.

Incluso en el comienzo de tu relación con la diabetes, podrías encontrar que has resuelto un problema de una forma nueva en la que otro padre no había pensado todavía.

A los niños más pequeños, hasta la edad de 10 años, les gusta hacer cosas en grupo, bien con otras familias o en grupos de niños diabéticos: se sienten seguros, aprenden mucho de los otros y pueden desarrollar un sentido de a su propia identidad como alguien que tiene diabetes, que es activo y que sabe lo que quiere de la vida.

Los niños mayores prefieren simplemente limitarse a su círculo de amigos sin que esta patología sea la única cuestión en su vida. Este cambio es comprensible y necesario en esta etapa de desarrollo de tu hijo. Asegúrate de que pueda hacer frente a una buena parte de su terapia por sí mismo para ese momento.

A veces resulta difícil permitir que tu hijo experimente cosas nuevas, alguna de las cuales pueden conllevar algún riesgo. Intenta confiar en él para que desarrolle sus propias soluciones en esta edad.

Si observas cómo se relaciona con su grupo y cómo se enfrenta a otras áreas de responsabilidad, podrás tener una valoración de cuánto puede arreglárselas por sí mismo. Asegúrate de que sepa como evitar los extremos metabólicos y cómo obtener remedios y ayudas en las emergencias.

Intenta encontrar un médico que le guste. El médico y su equipo son los que le van a enseñar sobre su terapia y le darán las técnicas necesarias.

Necesitas también un pediatra comprensivo, que te dé la información que necesites sin ponerte bajo presión, que te dé confianza y sepa mantenerte esperanzado, que pueda darte consejos prácticos para hacer que tu vida diaria con la diabetes sea más fácil.

Un buen médico puede ser alguien con el que tu hijo pueda hablar sobre su terapia y con quien establezca metas y discuta dificultades. Puede haber ocasiones, sobre todo durante la adolescencia, que sea más fácil para él hablar con alguien fuera de su familia.

Tú puedes lograr la mayoría de las metas que te hayas propuesto para tu hijo y aprender a como bajar el azúcar a un diabético: un desarrollo sicólogo saludable con un correcto sentido de autoestima y amistades normales; que el control de su glucosa en sangre sea generalmente bueno y una educación normal.

La mejor terapia será siempre un equilibrio entre un control metabólico perfecto y las necesidades de tu hijo.

Lo más importante:
* Fomentar un desarrollo psicológico sano.

* Limitarse a unas pocas reglas claras de terapia, permitiendo excepciones en alguna ocasión.

* Ayudarle a evitar los extremos metabólicos.

* Ayudarle a que desarrolle su terapia tan pronto y gradualmente como sea posible.

* Compartir el estrés de la diabetes en la familia, apoyándose unos a otros.

* Comentar los problemas de la diabetes con tu hijo de vez en cuando, pero no con excesiva frecuencia.

* Un valor alto de azúcar en sangre no es una catástrofe, sino una oportunidad para que ambos aprendáis.

 

Si te ha gustado puedes leer más artículos en Como-bajar.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies